VOL. II: Belén Datwiler

by MAMBO

/
  • Streaming + Download

    Includes high-quality download in MP3, FLAC and more. Paying supporters also get unlimited streaming via the free Bandcamp app.

      name your price

     

1.
03:02
2.
02:40
3.
02:03
4.
5.
01:48

about

Belén Datwiler nació en el año 1991 en el barrio de Colegiales, Capital Federal. Escribe y saca fotos desde pequeña. Esta es su primera publicación.


Todos los poemas pertenecen a Belén Datwiler, salvo por "05" que es de Florencia García Iribarne.

credits

released June 30, 2016

Arte de tapa por Julieta Terceiro.
+ en: julietaterceiro.com


Producido y grabado por MAMBO CULTURAL en el estudio de La Otra.

tags

license

all rights reserved

about

MAMBO Argentina

MAMBO CULTURAL es una plataforma de producción y difusión de contenidos artísticos y culturales que se enfoca en la escena local (Argentina) y autogestiva, sin dejar de dialogar con aquellas expresiones pertenecientes a circuitos diversos. De este modo, el proyecto se constituye como un circular de información constante en el que conviven diferentes voces e intereses. ... more

contact / help

Contact MAMBO

Streaming and
Download help

Redeem code

Track Name: 01
Es de noche y estoy viva
los que me matan no están acá.

Quise reponerme del silencio
y empecé a hablar
con los demás viajeros del colectivo.

No me contestaron precisamente como esperaba -
pero uno de ellos
me regaló una mueca de verdad
que no voy a olvidar.

Ahora tengo un poder
muy distinto al que algunos buscan -
descubrí que si me concentro
(hablo de un estado de la materia:
porosa)
puedo seguir a la par
¡y hasta adelantarme!
al fuego
que, avanzando,
diagrama.


Es inútil robarle
monedas al padre
mientras la fuente,
tranquila, no cesa de dispensarlas.

Volver a las fuentes
no por el oro
sino por el agua -
inicial.

Pasar por entre las moneditas
sin valor, sin valor
quedar estricto al agua
como un koi
largo, exultante,
aunque plácido,
liviano de causa -
estoy vivo y hace frío
adentro de este mármol.

Afuera,
mis convivientes lanzan fuego por el aire
sobre las rayas blancas
mientras la máquina espera -
buscan las mismas arandelas
que a mi estanque hacen brillar.

Ya sé - que es en vano
pedirles que vengan
a nadar conmigo -
el agua está fría
y hace rato que mi cuerpo no sabe conversar,
perdió su atractivo estético - social,
pero no quisiera resignarme -
jamás el rechazo ajeno
me había acercado tanto a mí misma,
nunca antes
el rechazo ajeno
me había acercado tanto al amor.

Es necesario experimentar la nulidad
para
luego
poder habitar.

Por casi quedarme ciega
con la sustancia que mi amigo volcó
en nuestra agua,
ahora veo y respiro, y escucho
desde cualquier parte del cuerpo.

Estoy viva
y ésta es la prueba.


Track Name: 02
Así cantaban todos
y así canté yo también,
por no saber otra cosa,
la canción que me habían repetido -
alta en el cielo…

Alta se batía su tela
y ellos, debajo, hastiados,
en el albur del patio
impreso de luz blanca,
mortecina de tempranera
que nos tocaba.

-¿Por qué ya no cantan?
-Belén, van seis años.
-¿Por qué ya no intentan?
-Belén, ya van seis años.

… Vi sus caras
indelebles,
girando en falso
durante las cuatro estaciones -
y por cuatro estaciones siempre
enmudeceré al recordarlos

con su amor por el movimiento
el movimiento destemplado,
desmedido y por eso,
inaceptable -
tercos, terquísimos
de amor inmoral:
risa ante el defecto,
te lo digo porque lo creo,
y creo que sos horrible
cuando te ponés así,
dictadora,
no sabíamos que vos también
eras una bruja.

Un día, uno de ellos, escribió:
La vida es, es, es, es indefinible.

Y de no saber cómo hacer
para decirle la nada,
lloré como el perro ciego que era
y él se rió
con su amor inmoral,
que lo hacía aborrecer
los recursos banales de la emoción.

Pero al final de la jornada,
antes de salir del aula,
me pedía que lo abrazara
porque afuera de este cubículo que odio
nadie me espera,
creen que soy un señor
y a valerme debo aprender,
pero yo sólo pienso
que ojalá el camino me ablande
y me dé
el aplomo justo
para soltar el largo tren eléctrico
que a cada sol
me obligan a desayunar.
Track Name: 03
Comprender
la función -
le llamaba: observar atento
cuáles son tus despojos
y cuáles
tus remedios,
cuánto se hace
por persistir
y cuánto
por ignorar
la misión
que te oculta
y cargan
tus hijos ahora.

Quisiera
que ni taxativa
ni próxima,
se mostrara igual.
Si estás viva,
¿por qué
no hacés nada
por recordarlo?

Presos por todo juicio
nos seguimos bañando en parálisis
y, no,
no tengo ganas de ser
el brazo dormido,
lo que busco
no se abre claro,
dudo mucho
del afirmativo seco.
Me permito
dudar de él,
me redundo
en esta incertidumbre
permisiva
para la que todo puede ser cierto
como todo puede ser falso
y mientras tanto,
por las dudas,
sigue comiendo,
DICE
que hasta que el veneno no lo mate,
el veneno es alimento
¡ja!
el veneno
es - alimento

dudo
porque para que se subvierta
sólo hace falta tiempo

y esa palabrita
que te costó la vida decir,
pronto,
tal vez,
en un momentito nomás,
te estén pagando
por decirla.
Track Name: Temblor esencial
Desde un acantilado,
escuchaba hablar
al político, que posaba
como un pan de azúcar
y, juntando las manos, decía
que con las oraciones
proferidas
limpiaría su karma,
dispuesto a entregar
sólo lo mejor de sí
al pueblo.

Quedé agarrada de los escombros
contemplando, a mis pies, el abismo
que no podía sostenerme,
por ser
demasiado pequeña
para la gigantez de su mano airosa.

Durante mi descenso,
vi cómo se prendía fuego
la frazada que tapaba
al hermanito de mi amigo,
y la culpa
la tenía yo
por las velas que no supe prender.

Durante mi descenso,
sentí vértigo
vértigo de perder lo que ni siquiera es mío -
ni de nadie:
una existencia
acariciando la piel
dulce de esa mujer
que más tarde
quemaría con un brasero
todo derredor.

Descendiendo hasta acá
desperté en la tierra,
sin empleo,
y sin más provisiones de esperanza
pues había agotado todas
en el camino.

Entendí
que llevaría
otro tiempo,
un tiempo sin medida humana,
recomponer
la tierra plateada
plateada por el fósforo
de todos mis cadáveres amontonados.

Los cuerpos que dejé matar
los cuerpos que maté
lo cuerpos que me mataron
los cuerpos hinchados de vida
los cuerpos flaquitos de agobio
todos,
sin distinción,
todas,
arando conmigo
bajo el solazo -
joven y viejo
como nosotras -
luminoso y violeta,
cambiaba el signo
de todas las presencias
que ahora
ya no eran superiores
a la tierra plateada,
sino su misma planicie
vibrando hasta romper
su misma planicie.
Track Name: 05
Reuno mis yemas
desgastando el nombre,
imagen virtual
del mismundo.
Algo me excede y conserva
el gusto misterioso
el agua lejana.
Camino en círculos
rodeando un lago.
La distancia
me acaballa
y a toda velocidad
me extiende
pecho al mando
pecho amando
fruta dulce
a la mañana.

El mundo conserva sus papeles.
Yo llevo mi carrito
con tres mantas,
tres nombres,
tres tristes tigres.
Dónde habrá un trigal.

Te saluda una maquinita
te besa mi extrañeza
nómada
extramundo.

El gusto en la boca
panza de conejo en siesta.
¿Dónde está Bélgica?
¿Qué hay en el
medio
de mi espalda?
Una fluorescencia en la sien
gotea sílabas
a-ma-ri-llo
dul-ce
dul-ce
levanto los ojos
y atardece.